Se trata de la planta Acsur que realiza la producción de envases PET para la gaseosa Manaos, y que se ubica en calle 25 de Mayo al 2700 del parque industrial de Río Grande.

En esta planta desde el martes se paralizaron las actividades por parte del gremio de trabajadores plásticos, refiriendo el despido de un trabajador que el delegado de la planta expresó, “es un goteo de varios despidos que ya se van produciendo de a uno en el tiempo”.

Ante ello se paralizaron las actividades e ingresos a depósitos, por lo que trascendió que la empresa asimismo presentó una denuncia penal ante el impedimento de la actividad productiva.

El ministerio de Trabajo recién para el martes dispuso la posibilidad de una audiencia conciliatoria.


Compartir