El pedido de autorización para tomar un préstamo por cien millones de pesos fue girado a la comisión de Hacienda, Presupuesto y Cuentas para ser analizado y conseguís los dos tercios de votos necesarios, ante las negativas de los ediles Juan Manuel Romano, Ricardo Garramuño y Mariana Oviedo.

Entendiendo la necesidad de urgencia, los ediles se comprometieron a realizar una sesión especial luego de una reunión con funcionarios municipales la próxima semana.

Por su parte la concejal oficialista Laura Avila remarcó que “esto sería importante para poder dar una solución a las necesidades de vecinos y vecinas. Me parece que una vez más tenemos –el Concejo- las herramientas para hacer que la ciudad avance”.

Por su parte el concejal Ricardo Garramuño expresó, “no aprobamos este endeudamiento porque en estas condiciones no se puede, pero todos estamos de acuerdo con que las calles hay que asfaltarlas”, aclaró el mopofista, respecto de uno de los objetivos del endeudamiento apuntando a maquinaria e infraestructura para obra pública.

Compartir