El aberrante caso de abuso sexual fue enjuiciado esta semana a puertas cerradas por el Tribunal Oral del Distrito Judicial Sur, contra una pareja, ella madre biológica de la menor y el hombre pareja de la misma y padrastro de la víctima.

El caso se refería a una serie de abusos sexuales de todo tipo contra una menor de 11 años, los cuales eran practicados por el hombre, a sabiendas de la madre de la víctima; por lo que uno fue condenado como autor y la imputada como “partícipe necesaria”.

El juicio comenzó el pasado lunes y se desarrolló con testimoniales a las que continuaron los alegatos y este jueves finalmente el veredicto del tribunal.

El hombre de apellido Cáceres fue condenado a 25 años de prisión por los delitos de  abuso sexual simple, abuso sexual agravado, por acceso carnal y por tener la víctima tener 11 años, además de agravante de la convivencia con la misma, aborto y corrupción de menores.

La madre de la menor fue condenada a la pena de 20 años de prisión efectiva al ser considerada “partícipe necesario” del abuso, aborto y la corrupción de menores, en razón de probarse que facilitó y permitió la acción del principal imputado.

Ambos estaban detenidos desde el mes de febrero, y continuarán en esa condición.

El fiscal actuante en el caso fue el Dr. Eduardo Urquiza, mientras el imputado fue defendido por el abogado Rodrigo Guidi y la madre de la menor por el defensor oficial Juan Carlos Núñez.

Compartir