Finalmente ayer se suspendió el juicio oral previsto para la titular del gremio municipal capitalino, Sandra Esperón, acusada del delito de “lesiones leves” contra la esposa del concejal Juan Carlos Pino.

El hecho tuvo lugar en los tumultuosos días de inicios del 2016 en que en una cadente sesión del Concejo Deliberante Ushuaia, en la previa, la dirigente sindical municipal, habría mantenido un cruce con la esposa y secretaria del presidente de la entidad, el concejal Juan Carlos Pino.

La dirigente sindical zamarreó a la mujer de los cabellos ante numerosos testigos en un hecho que llegaría a juicio, pero por el cual finalmente las partes convinieron ayer ir por la omisión del debate.

El juicio de suspendió ante el pedido de «probation» o suspensión de juicio a prueba, en el cual la defensa de la mujer ofreció reparar la acción mediante tareas comunitarias. Asimismo el fiscal Daniel Urquiza pidió una omisión de debate, convinienvo con la querella de la víctima, Cándida López, solicitar una condena de tres meses de prisión en suspenso para Esperón.

El juzgado de Ejecución ahora deberá resolver que alternativa toma.

Compartir