La Legislatura provincial quedó inmersa en una polémica luego de autorizar en la sesión del pasado jueves un incremento en la planta política del organismo. La medida fue votada por la unanimidad de todos los bloques.

La normativa estableció un nivel de gastos anuales de $1295 millones y autorizó 224 cargos de “planta de personal temporario” o político.

El artículo más polémico es el número 6, que señala como atribución del presidente de la Cámara la designación de “una estructura de personal para desempeñarse en carácter de colaboradores del área de presidencia”.

Esa estructura estará compuesta por “cuatro (4) agentes categoría 24, treinta y seis (36) agentes categoría 23 y treinta y cuatro (34) agentes categoría 20”, es decir, 74 en total.

Además, el artículo 5 autoriza a los 15 diputados a conformar su equipo de colaboradores con el nombramiento de “cuatro (4) agentes categoría 24, cuatro (4) agentes categoría 23, y dos (2) agentes categoría 20”, o sea 10 por cada uno.

De acuerdo a la comparación con el presupuesto del año anterior, la Legislatura aumentó el nivel de gastos en $404 millones, un 45%, e incrementó 56 cargos políticos, lo que representa un 33%.

En relación a los gastos adicionales la cifra aumentó de $650 mil a $2,5 millones para el caso de la presidencia del organismo (384%), y de $550 mil a $2 millones (363%).

Esos fondos pueden utilizarse, según figura en la propia resolución, para atender “asesoramientos técnicos, gastos de teléfono, premios, adhesiones, contribuciones, difusión de la tarea legislativa, gastos de traslado y viáticos del personal a cargo”.


Compartir