El Consejo de la Magistratura indirectamente ha ejercido una maniobra de presión significativa sobre los magistrados que entienden en el caso que comprende al intendente Gustavo Melella.

El jury de enjuiciamiento que presentaron dos ignotos abogados de otra jurisdicción, los Dres. Ramiro Rúa y José Luis Ghioldi, contra el juez Raúl Sahade y el primer fiscal que intervino en el caso, el Dr. Pablo Candela (foto), quien había desestimado dos de las acusaciones; fue tratado ayer en la reunión del Consejo de la Magistratura.

 

Si bien como lo adelantó ActualidadTDF, el representante del Superior Tribunal, el Dr. Gonzalo Sagastume, no iba a presentar el informe del jury a sus pares; el tema si tuvo un tratamiento por encima, y que parece generar un factor de presión inesperado.

 

Y es que el consejero Pablo Blanco solicitó postergar la asunción de Candela como juez, quien ya está designado como juez de instrucción 3 en Río Grande desde el año pasado, hasta tanto se defina la situación de este jury.

 

La jura de Candela entonces queda supeditada al tratamiento de un tema que se consideraba urticante en época electoral, pero que ahora deberá tener una definición ya que la necesidad operativa es apremiante por contar con un tercer juzgado penal en el Distrito Judicial Norte.

 

Por otra parte el mensaje que emite el órgano encargado de selecciones y remover jueces, para ser peligroso para el otro magistrado comprendido en este jury, el Dr. Sahade, en momentos de extrema tensión política y con una causa tan trascendente entre manos.

Compartir