En esta última semana los inspectores municipales realizaron 864 controles en la vía pública que arrojaron 47 secuestros de vehículos por diversas faltas a las normas de tránsito. En cinco siniestros viales se detectó la presencia de alcohol en sangre.

José Díaz, Director General de Inspección General, recordó que “nuestro municipio prosigue con los controles en la vía pública y en este fin de semana largo no fue la excepción. Los inspectores realizaron distintos operativos diurnos y nocturnos, sorpresivos y programados, a la vez acompañaron la tarea con recomendaciones a los automovilistas”.

En ese orden, el funcionario municipal detalló que “se han controlado 864 vehículos, se han labrado 139 actas de comprobación y se utilizaron 180 pipetas para el control de alcoholemia”.

Precisó Díaz que “hubo 47 rodados incautados, 24 por encontrarse alcohol en sangre en los conductores, 7 por falta de licencia de conducir, 5 por negarse al control de alcoholemia; 3 por evadir el control; 3 por falta de seguro; 3 por estar inhabilitados para conducir vehículos, 3 por estar mal estacionados obstruyendo la salida de vehículos, uno por falta de la Revisión Técnica Obligatoria (RTO) y uno por violar la luz roja del semáforo”.

El Director General lamentó “el incremento del alcohol en sangre en los conductores” y reclamó mayor responsabilidad a los vecinos a la hora de guiar un vehículo. “La responsabilidad es nuestra, si vamos a conducir no debemos beber alcohol, ya que éste interfiere en las reacciones del cerebro; lo mismo debemos cuidar la velocidad, respetar las establecidas en las señales de tránsito”.


Compartir