Las organizaciones gremiales, estudiantiles, sociales y políticas que integran la Multisectorial por los Derechos Humanos de Río Grande invitan a toda la comunidad a compartir el documental “Todxs somos López. Donde empieza la vida y termina la muerte”.

Las presentaciones se realizarán, en Ushuaia, el próximo viernes 29, a las 18.00, en el IPES Florentino Ameghino, Deloqui 247, organizado por la Multisectorial de esa ciudad. En Río Grande la proyección será el sábado 30, a las 18.00, en el CGP Padre Zink, Pellegrini 625.

Durante la presentación del documental, tanto en Ushuaia como en Río Grande, se  contará  con la presencia de Rubén López, hijo de Jorge Julio López.

El film es una “es una crónica sobre la ausencia”, según palabras del director del documental, Marcos Tabarrozzi, que recorre los días sin Jorge Julio López, quien fue testigo y querellante en el primer juicio por genocidio en la Argentina, en 2006.

Cabe recordar que Jorge Julio López permaneció secuestrado entre 1976 y 1979 durante la última dictadura cívico-militar y sobrevivió a los campos de concentración. El 28 de junio de 2006 declaró como testigo en la causa contra el ex policía de la Bonaerense Miguel Etchecolatz hombre al mando de sus secuestradores. El 18 de septiembre de 2006, día del alegato final en el juicio, desapareció por segunda vez, sin que se tengan rastros de su paradero hasta el día de hoy.

En el documental, su hijo Rubén López y su nuera Koqui Dalieri van contando cómo fueron los treinta años entre que López fue secuestrado en 1976 y 2006, cuando dio un testimonio completo; cómo López elaboró el trauma y el silencio que le impuso durante décadas el contexto social.

Acompañado por el periodista Miguel Graziano, Rubén recorre los centros clandestinos en los que estuvo secuestrado su padre. Va encontrándose con esa historia que su padre guardó para protegerlo en su infancia y adolescencia.

La militante Nilda Eloy y el abogado Anibal Hnatiuk revelan detalles de la segunda desaparición de Jorge Julio López y las trabas a la investigación desde 2006, señalando el rol de una Policía Provincial que, tres décadas después de la dictadura, sigue con restos y resabios del aparato genocida.

Desde la Multisectorial agradecen al Municipio de Río Grande y a la concejal Verónica González por hacer posible esta propuesta en el marco del Día de Memoria, por la Verdad y la Justicia.



Compartir