La resolución se remite al hecho de sangre en que ese domingo, César Saravia de 30 años fue detenido por un hecho de sangre sobre calle Echelaine que llegó hasta la rotonda de la Trucha, donde quedó un impresionante reguero de sangre.

El hombre había estado tomando en su vivienda junto a su esposa y su primo, surgiendo una discusión tras la cual este último se retiró, la mujer salió tras el mismo y finalmente Saravia.

La discusión llegó hasta inmediaciones de la rotonda de la Trucha, donde se imputa a Saravia de haber apuñalado en una pierna a su primo y agredir en el rostro a la mujer.

El juez de turno el Dr. Daniel Cesari Hernández, resolvió el procesamiento de Saravia por el delito de “lesiones leves agravadas por el vínculo” en relación a la agresión a su pareja, pero en el caso de su primo la defensa había solicitado la nulidad de las actuaciones en razón de que la puñalada fue diagnosticada como “lesión leve” y entonces la ley exige que haya denuncia de la víctima para impulsar un proceso penal.

El primo de Saravia nunca denunció tras recibir el alta médica ese mismo día, pero de igual manera el proceso continuó y el juez entendió el sobreseimiento de Saravia atendiendo a la falta de otros testigos y de que la pareja de Saravia por ley no puede declarar en contra suya, por tener vínculo directo.

Ante ello el juez resolvió el procesamiento solo por el caso de la agresión a la mujer, manteniendo la prisión preventiva para el imputado que deberá continuar en la Unidad de Detención 1.

Compartir