El imputado siendo ingresado a rueda de reconocimiento.

El juez de instrucción Raúl Sahade, resolvió la situación procesl de Claudio Antonio Guerrero Villarroel, el empleado municipal de 40 años, detenido a fines de febrero en relación a varios casos de manoseos en la vía pública

El procesamiento alcanzó seis hechos, tres de hechos tipificados como “abuso sexual simple reiterado”, un “abuso sexual simple en grado de tentativa” y dos casos de “exhibiciones obscenas”.

A ello se sumó un embargo preventivo de 200.160 pesos y la prisión preventiva por la que fue trasladado a la Unidad de Detención 1, donde será alojado.

El juez Sahade sostuvo que hay “riesgo procesal” ya que Guerrero tuvo un accionar evasivo para con la Justicia, fugándose de algunas de sus víctimas que lo persiguieron, y ocultando prueba o elementos necesarios para la investigación que al día de hoy no fueron hallados para su reconocimiento.

Asimismo el juez entiende que al tratarse de delitos contra la mujer, hay medidas preventivas especiales a adoptar para su resguardo, en lo que fundó la continuidad de la detención de este sujeto.

Finalmente el magistrado señaló que “todos los casos tuvieron un similar modus operandi y en un mismo sector determinado en la ciudad”.



Compartir