“La pandemia nos enseña que al negocio de la enfermedad debemos contraponer la Salud como un derecho», sostuvo el concejal Javier Calisaya quien impulsa un proyecto de Ordenanza para fortalecer la atención primaria de la salud en Río Grande.

“La Misión ‘Ciudad Sana’ es la plataforma del sistema se ocuparía de fortalecer las defensas y reducir la vulnerabilidad sociales, a través de la promoción de la salud y la prevención de la enfermedad, enfocándose especialmente en enfermedades infecciosas e infectocontagiosas, así como en diversos factores de riesgos, principalmente sanitarios, pero también sociales y cardiovasculares”, sintetizó el parlamentario.

“La Red de Agentes Sanitarios sería coordinada por la Secretaría de Salud, descentralizando el Hospital y los CAPS, y llevando el servicio a las familias en sus casas»; explicó Calisaya, agregando que el proyecto prevé que «cada Agente Sanitario cubra un área de no más de diez manzanas, en la cual vive y tiene su Salita o UBS (Unidad Básica Sanitaria)».

En ese sentido, el Proyecto plantea que son funciones principales de los y las Agentes Sanitarios la Educación para la Salud y las Rondas Sanitarias.

Se define a la Educación para la Salud como un proceso enfocado en la participación del individuo, paciente y/o familiar en el acceso a los conocimientos, las actitudes y los hábitos básicos para la promoción y defensa de la salud individual y colectiva.

Según definiciones estandarizadas, Ronda Sanitaria se denomina a cada período durante el cual el personal sanitario visita la totalidad de las viviendas de su área, realizando todas las acciones programadas; vale decir toda acción tendiente a relevar las condiciones socio sanitarias, ambientales, económicas, educativas –entre otras- de la población y a realizar diferentes actividades de prevención y promoción de la salud fuera de los Establecimientos de Salud y más cerca de la comunidad, extendiendo el sistema sanitario hasta el interior de las viviendas.

Además, el Sistema de Asistencia Sanitaria proyectado se integra con la Escuela Municipal de Sanidad, la Carrera Sanitaria y el Fondo Sanitario Municipal, proyectos que el Ejecutivo deberá elaborar y remitir al Concejo Deliberante para sus tratamiento y aprobación. Inicialmente, la Red incorpora agentes idóneos que reciben un entrenamiento básico y que luego van ampliando su marco de funciones, conforme vayan acreditando las competencias que surjan de sus capacitaciones. En el futuro será dotada de las personas egresadas de la Escuela instituida, y con la cual interactúa de manera regular y permanente.

“Es importante trabajar en la coyuntura para la contención de la pandemia por el Covid-19, pero también lo es recoger de modo crítico esta experiencia y pensar herramientas que nos encuentren mejor posicionados como sociedad desde el punto de vista sanitario, no sólo para que nos enfermemos menos sino también para, en caso de enfermarnos, resistir y recuperarnos más y mejor”, destacó Calisaya.

“Al negocio de la enfermedad contraponemos la salud como derecho”, añadió el Edil, al tiempo que enfatizó: “La lógica de ampliar la oferta –más clínicas, más estudios, más remedios- nos lleva a una insatisfacción estructural; la lógica de reducir la demanda, haciendo que la gente no se enferme o se enferme menos, nos lleva a una vida saludable, condición innegociable de vida digna y felicidad”.

“La pandemia nos demuestra que el Estado debe transformarse en su esquema de prioridades a la hora de invertir sus recursos, privilegiando las estructuras y acciones adecuadas a la preservación de la salud y la vida de la población. Si no hay salud, lo demás que pueda planificarse o hacerse, vale menos”, concluyó.

Compartir