Este viernes en horas de la mañana vecinos del Barrio Mirados ubicado en la Margen Sur se hicieron presentes en el edificio del IPV para reclamar por la regularización de los terrenos que no es claro, y el pago de la construcción de una vivienda que nunca realizaron ya que solo tienen la regulación del lote.

Al respecto, una de las vecinas que llegó hasta el lugar, Carolina Quiroga expresó “nos acercamos porque en varias oportunidades presentamos notas explicando que no estamos conformes con el contrato que nos quieren hacer firmar”.

“Jamás nos negamos a pagar el terreno, queremos pagar renta y tenemos la traba del IPV, para nosotros presentar los papeles acá tenemos que saber lo que nos quieren cobrar. Estamos diciendo que no estamos conformes y nos queremos sentar a conversar para ponernos de acuerdo, hace diez años que nos tienen a la vueltas”, manifestó Quiroga.

En este sentido señaló que consiguieron una reunión para el próximo lunes 8 de agosto con la presidenta del IPV, y la idea es que los términos del convenio sean claros, “ellos nos quieren cobrar como si nos hubieran hecho una vivienda cuando esas tierras eran fiscales y no hubo urbanización”.

Compartir