La protesta del Centro de Empleados de Comercio se realiza sobre calle Rosales frente al comercio conocido como Atlántico Sur, un free shopp de importación de productos que semanas atrás ya había mostrado evidente falta de stock.

Desde el gremio mercantil refirieron que fue una medida intempestiva, sin justa causa, pero reconociendo que la firma accedió a pagar todo lo correspondiente al despido en esas circunstancias.

Señalan que no hubo pre aviso, y las propias trabajadoras despedidas hablaron de ninguna circunstancia que indicara esta desvinculación tras 5 años de servicio en la empresa.

Compartir