El Ejecutivo provincial resolvió que el préstamo otorgado a Tolhuin a fines de 2017 se convierta en una asistencia financiera no reintegrable.

Atendiendo a la “difícil situación financiera” planteada por la Secretaría de Hacienda de Tolhuin, el Poder Ejecutivo Provincial resolvió que el préstamo de 20 millones de pesos que había otorgado a fines de 2017 al Municipio que conduce Claudio Queno se convierta en una asistencia financiera no reintegrable.

El convenio de partes que replanteó esa deuda fue firmado el 25 de julio y ratificado el pasado 2 de septiembre a través del decreto 2571.

Cuando expiraba el año 2017, desde el Municipio de Tolhuin se solicitó a la Provincia una asistencia financiera de hasta 20 millones de pesos para poder con esos fondos cancelar los adelantos de coparticipación efectuados a favor de la gestión de Queno y que no habían sido descontados al 31 de diciembre de 2017.

En aquél entonces, la Gobernadora dispuso otorgar a al Municipio de Tolhuin un préstamo de 20 millones de pesos, que debía ser devuelto en 60 cuotas mensuales, iguales y consecutivas, de 333.333 pesos cada una, con más la tasa de interés acordada.

En garantía de cumplimiento de esa obligación Tolhuin puso sus recursos coparticipables y autorizó a la Tesorería de Gobierno a practicar la retención correspondiente de cada cuota y sus intereses.

En el acuerdo, la Provincia se compromete a entregar en calidad de préstamo a la Municipalidad la suma máxima de 20 millones de pesos, aplicados a cancelar los adelantos de coparticipación efectuados a favor de la gestión de Queno y que “no hayan sido descontados al 31 de diciembre de 2017”.

A mediados de octubre de 2018, unos 10 meses después de implementado el convenio, la Secretaría de Hacienda del municipio tolhuinense comunicó al Ministerio de Economía de la Provincia “la difícil situación financiera que estaría enfrentando el organismo para afrontar las obligaciones adquiridas, sumado a la devolución del adelanto de coparticipación”.  

Ante este planteo, el 25 de junio pasado, la gobernadora Bertone y el intendente Queno suscribieron una adenda al convenio original para modificar las condiciones pautadas a fines de 2017. Es decir, para convertir en una asistencia financiera no reintegrable el préstamo en cuestión.

Fuente: El Diario del Fin del Mundo



Compartir