La Policía realizó esta mañana un intenso rastrillaje por toda la zona del asentamiento buscando indicios que pudieran haber sido descartados tras el crimen de Gladys Moledo de 53 años.

Por el hecho cabe recordar que está detenida la hijastra de la víctima, Oriana González de 18 años, la cual está incomunicada a disposición del juez de instrucción 1, el Dr. Daniel Cesari Hernández.

Los investigadores buscan aún elementos de prueba tales como el arma homicida, por lo que se realizó un allanamiento en calle Koyuska al 200, donde reside la pareja de la detenida, que dio negativo en la búsqueda del cuchillo.

Un intenso rastrillaje por toda la zona del asentamiento marcó dos puntos de interés para los investigadores; uno en calle Ardiles donde se halló un celular y un cuchillo, el cual dio negativo en el reactivo para sangre, y luego en calle Bonpland y Paso de los Libres, donde se encontró otro celular dañado que será peritado para saber si pueda guardar relación con el hecho.

Pesar en el barrio

En cuanto a la víctima, Gladys Moledo, los vecinos del barrio Mirador manifestaban su pesar en torno a lo sucedido, señalando la bonomía de la mujer que era secretaria de la junta barrial y participaba activamente en feria de artesanías ya que se dedicaba al tejido.


Compartir