Además de ser peligroso, se trata de un área protegida urbana, con restricciones en su uso.

En tal sentido, el secretario de Medio Ambiente del Municipio, Damián de Marco destacó que “todo el lugar referente a la bahía Encerrada es área protegida. Solamente se puede transitar por los senderos habilitados lo cuales están demarcados con la carcelería correspondiente para tal fin”.

En ese sentido recordó que “los vecinos tampoco pueden ingresar con perros, porque hay nidificacion de aves y eso perturba a la fauna del lugar”.

Advirtió que “en este caso estamos hablando de un área protegida, por lo tanto la actividad está prohibida, pero además hay que tener en cuenta que es muy peligroso caminar sobre el hielo en cualquier espejo de agua. Más allá de que sea una hermosa recreación debe hacerse en los lugares habilitados para ese fin”.

Compartir