En una tarea de investigación mancomunada entre la división Delitos Complejos y la comisaría Primera de la Policía Provincial, lograron detener a un hombre como el principal sospechoso del robo a la delegación de Gobierno en la ciudad de Río Grande tras la tenencia de artículos informáticos que fueron sustraídos.

Luego de analizar videos de la zona de la delegación se logró llegar a Luis Sebastián Vargas López, más conocido como “Popeye”, sobre quien llevaron adelante tareas de seguimiento donde se lo vio trasladando elementos de dudosa procedencia en bolsas por la ciudad ya que desde su domicilio en el barrio de Chacra XIII llevó elementos para descartar en el centro sobre calle Libertad.

Tras esto, una persona entró a la iglesia Don Bosco y salió para denunciar el robo de un celular. A raíz de lo ocurrido fue detenido en avenida San Martín al 700.

Fue detenido en calidad de incomunicado y se realizaron dos allanamientos, uno en su domicilio de calle Mazarello al 400 y otro en Libertad al 900 donde había dejado algunos elementos que habían sido robados de la delegación de Gobierno en el transcurso del fin de semana.

Quedaron incautadas dos notebooks, monitores, teclados, y otros accesorios informáticos sustraídos.

Compartir