Sucedió ayer a la tarde en un hecho que investigan desde la comisaría Tercera que tiene jurisdicción en este barrio al norte de la ciudad de Río Grande.

En esta oportunidad los malvivientes ingresaron a una vivienda de calle Teniente Julio Castillo al 8000 por una ventana que no presentaba indicios de forzamiento, por lo que el hecho fue caratulado como “hurto”.

El hecho fue denunciado por una comerciante, de apellido Gallardo, la cual dio cuenta del faltante de una pequeña caja metálica “de seguridad” en la que había pesos y dólares por un monto superior a los 500 mil pesos de valor en total.

La misma fue sustraída del interior de un placard, usando él o los ladrones, la misma vía de salida que la de ingreso, la ventana trasera que no tuvo forzamiento.


Compartir