Una de las decisiones del Gobierno Nacional en el decreto 727 firmado este viernes respecto de las condiciones de la extensión del subrégimen de promoción industrial; es la finalización de una histórica situación que permitía a los fueguinos ventajas impositivas en la adquisición de productos suntuarios.

Uno de los principales es la quita de todo beneficio impositivo en la adquisición de automóviles importados por parte de los fueguinos, con un tope a partir de los 35 mil pesos de valor hacia arriba.

De esta forma vehículos importados de alta gama tendrán el mismo valor que en el resto del país, con su respectiva carga impositiva; lo que pone fin a un comercio permanente de los agentes dedicados a la compra venta de vehículos que hacían gran diferencia de dinero con la venta de los vehículos –una vez liberados- al norte del país.

Esta misma quita de beneficios impositivos se aplicará para embarcaciones y motovehiculos en un tope a partir de los 5 mil dólares en su valor, lo que afectará el valor de un elemento de consumo muy propio de los fueguinos como son motos y cuatriciclos.

Artículos como licores y cigarrillos también se verán afectados con el final de esta exención impositiva histórica en la provincia, marcando el final de una era de consumo “privilegiado” que tenemos los fueguinos.

Compartir