Anoche la mesa salarial de la fuerza provincial logró llegar a un acuerdo que será oficializado en las próximas horas, y sería el primer sector en cerrar salario para el segundo semestre.

En una búsqueda de ordenar e ir regularizando la boleta de haberes de los integrantes de la fuerza policial provincial, se eliminará el ítem “racionamiento” que alcanza los 9400 pesos aproximadamente, y pasará a ser un nuevo ítem denominado “estado policial”, el cual será de aplicación en todas las jerarquías, remunerativo, por lo que impactará además en el personal pasivo o retirado.

Asimismo se acordó un aumento del básico salarial en un monto superior al 30%, y se vuelve a retocar el tema de los recargos que quedarían redefinidos en un único recargo de 4 horas con un tope mensual, a fin de evitar el exceso de horas del funcionario policial en su labor, a menos que las necesidades del servicio lo ameriten.

Todo esto redundará en un total de bolsillo aproximado del 10% de aumento que se liquidará a partir del próximo cobro salarial en los primeros días de agosto.

Con esta nueva pauta salarial el sueldo mas bajo en la fuerza, para el caso de agente, quedará en 69 mil pesos. Una fuente de Gobierno consultada destacó que “se logró llegar al 100% de recomposición, al 2019 cuando arrancamos la gestión el sueldo de agente estaba en 31778 pesos y a partir del 1ero de agosto rendirán los 69316 pesos y esta ecuación se da para todos los grados”, expresó.

Pago del ítem COVID

Asimismo se firmó el nuevo decreto 1428/21 que autoriza el pago del ítem Covid que se había emitido en octubre, a todo el personal policial y civil de la fuerza en actividad, en 3 cuotas, con el próximo pago de los haberes correspondientes al mes de julio.

Este plus será no remunerativo y no bonificable, y alcanza los 11320 pesos en el caso de los agentes.

Compartir