El desecamiento de las lagunas de los Cisnes y Seca ubicadas próximas al ejido urbano de Río Grande, han generado un problema ambiental con graves inconvenientes para la población, fruto del polvo en suspensión que causa desde alergias hasta suspensión de vuelos, especialmente durante los frecuentes días de viento que tiene la ciudad en los meses de verano.

A través de la Dirección General de Recursos Hídricos, de la Secretaría de Ambiente, Desarrollo Sostenible y Cambio Climático de la Provincia, se realizaron una serie de estudios técnicos sobre la Laguna de Los Cisnes de 350 hectáreas de superficie; en su cuenca de aproximadamente de 2.630 hectáreas; sobre el río Grande, en proximidades a la divisoria de aguas y en barrios aledaños.

Luego de varios meses de trabajo, en el Centro Cultural Yaganes se realizó la presentación de los resultados de estos estudios. La exposición estuvo a cargo del Secretario de Desarrollo Sostenible y Cambio Climático, Lic. Mauro Pérez Toscani, el Director General de Recursos Hídricos, Ing. Gerardo Noir y del equipo de profesionales y técnicos especializados que forman parte de la Dirección General de Recursos Hídricos.

Ante un numeroso auditorio, entre los que asistieron el administrador de la Estancia María Behety, Paul Chevalier, establecimiento propietario de la parcela donde se encuentran las Lagunas; la Concejal y presidente de la Comisión de Turismo Ecología y Medio Ambiente del Consejo Deliberante de Río Grande, Laura Colazo; el Secretario de Obras y Servicios Públicos, Jorge Coldorf y la Ingeniera Marcela Arguello por la Municipalidad de Río Grande; representando a la Universidad Nacional de Tierra del Fuego la Lic. Rita Lofriego; por la Base Naval Río Grande el capitán de fragata Juan Alberto Mercatelli; por Aeropuertos Argentina 2000, el administrador del Aeropuerto de Río Grande, Alberto Luna; el jefe del Aeropuerto, Juan Carlos Montes de Oca y vecinos de los barrios San Martín, Aeropuerto, Chacra XIII, II, IV y Los Cisnes, cercanos a las Lagunas.

Durante la presentación, el Secretario, Pérez Toscani manifestó que “vinimos a dar a conocer a la comunidad de Río Grande estos estudios y las obras que son necesarias y que se realizarán para poder tener, a mediano plazo, una solución definitiva a este problema en aproximadamente un periodo de entre ocho a diez meses, a partir de inicio de las mismas”.

En relación al financiamiento de las obras, Pérez Toscani, detalló que “se encuentra dentro del paquete de obras que ha gestionado la Gobernadora Bertone ante la Nación, por medio del Ente Nacional de Obras Hídricas y Sanitarias, por un monto de inversión de 350 millones de pesos”.

“Cabe destacar el trabajo realizado por los profesionales y técnicos que pertenecen a la Dirección General de Recursos Hídricos, los cuales han realizado los estudios necesarios para conocer en profundidad el sector afectado, brindando los detalles técnicos necesarios para la selección de las alternativas y solución de la problemática que perjudica a la ciudad de Río Grande”.

Respecto a las características técnicas de las obras, el Ingeniero Gerardo Noir explicó que “se consideran aquellas obras que son viables desde no solo el punto de vista técnico, sino que también desde lo ambiental y económico”.

Por último, señaló que “la conclusión a la cual permitió arribar el estudio, y acorde a los que ya se habían llevado a cabo por esta Dirección a finales de los años 90, es la necesidad de realizar una serie obras civiles para efectuar en un transvase de cuenca desde el río Grande a la Laguna de los Cisnes y Seca, como así también se consideran las posibles derivaciones de los excedentes hídricos resultado de los drenajes pluviales de barrios vecinos”.



Compartir