El incendio se produjo en una casilla ubicada en la parte posterior de una vivienda en Avenida los Ñires N° 475.

En el lugar se hizo presente la propietaria del lugar, Gabriela López, quien manifestó que la vivienda afectada era habitada por Leonardo Acosta quien le había cedido el lugar para que pueda vivir.

Además, aseguró que la casilla no contaba con calefacción y calentaba la vivienda con un pequeño anafe de dos hornallas, dando cuenta que lo habría dejado encendido y produjo el ígneo.

Personal de Bomberos sofocaron el ígneo, y la vivienda se vio afectada en un 70% de su estructura. Sin embargo, la vivienda principal no sufrió daños.

Compartir