La cuantiosa sustracción de celulares en un local céntrico se produjo esta madrugada en la empresa Claro, de calle Rivadavia 515, cuando aproximadamente a las 2.30, violentaron la puerta de ingreso al comercio.

Allí los malvivientes provocaron un desorden generalizado en el interior del local, en el cual se trabajó con labores periciales, determinando el faltante de aproximadamente 45 celulares.

El encargado del local denunció lo sustraído en valor aproximado a los 200 mil pesos.

Compartir