La actual legisladora y vicegobernadora electa, Mónica Urquiza, volvió a plantear los serios inconvenientes que enfrenta la próxima gestión en virtud de la escasa información que ha recibido en este período de transición por parte de la administración de Rosana Bertone.

En declaraciones a la prensa, sostuvo que «se nos hace muy difícil incluso poder tratar el actual presupuesto presentado por esta gestión, porque no nos podemos hacer de información».

No obstante, Urquiza remarcó que «uno tiene que seguir avanzando porque está la responsabilidad de administrar esta provincia a partir del 17 de diciembre. Hay que seguir trabajando. El día que se ingrese cada una de las áreas encarará el trabajo de acuerdo a lo que se viene proyectando y el resto de las cosas se irán viendo. No queda otra alternativa. No nos podemos quedar cruzados de brazos esperando».

Mencionó que hasta «los legisladores oficialistas reelectos manifestaron que pretenden que los funcionarios vayan a explicar el presupuesto».

«Supongo que no van a ir -confesó-. Se lo manifestaron al legislador Pablo Blanco. Se decidió por unanimidad convocar al ministro de Economía, al jefe de Gabinete, al ministro de Obras Públicas y al AREF, que son áreas neurálgicas. Ojalá que vayan porque para nosotros va a ser importante para haciéndonos de información».

Respecto a las designaciones de personal que viene realizando durante los últimos meses la actual administración, la vicegobernadora electa confirmó que «se va a analizar cada caso. Lo que pasa es que en el análisis que uno va a haciendo se va encontrando con algunas cosas; había nueve en salud pública de las cuales ninguna es de un médico. Incluso se designa a un licenciado en relaciones internacionales. Se continúa designando gente sin fundamento».

«Hay áreas que tienen conflictos porque están excedidas de gente y no tienen dónde sentarla a trabajar -agregó-. En la cuestión es edilicia también hay inconvenientes que no han sido resueltos. A pesar que desde el primer día de gestión contaban con la emergencia y con muchos recursos».

Asimismo, y en cuanto a la deuda contraída durante estos últimos cuatro años, Urquiza manifestó que «el Tribunal de Cuentas tiene toda la información y la está analizando. Uno tiene esperanza en que la tarea se está llevando adelante como corresponde, no ponemos en tela de juicio la tarea de nadie. Lo importante es que se vean los resultados. Hay que reconocer que a veces es lento el procedimiento, existen plazos administrativos, pero lo importante es que se están llevando adelante investigaciones. Por caso, sobre el Laboratorio del Fin del Mundo, sobre las obras en el Hospital, el camino costero, etc.».

También se hizo eco de lo manifestado por lo expresado días pasados por Gustavo Melella en cuanto a la necesidad de una auditoría externa que analice lo actuado por la administración Bertone. En tal sentido, sostuvo que «los funcionarios que ingresen tienen que funcionar y avanzar, pero necesitamos que se revise y que esté a cargo de alguien externo para que sea lo más claro posible».


Compartir