Sucedió esta tarde en un control ocasional que realizaba personal de la Policía Federal sobre calle Ricardo Rojas al 600 de la ciudad de Río Grande.

En el control vehicular se detuvo a un rodado Ford Fiesta de color gris, en el cual se trasladaban cuatro jóvenes, los cuales comenzaron a ser indagados sobre su documentación personal.

El control se tornó más exhaustivo al constatar que el vehículo no era propiedad de ninguno de sus cuatro ocupantes, y ante la requisa efectuada se encontró un ladrillo de marihuana que pesó cerca de 120 gramos.

Asimismo una gran cantidad de dinero fue hallada en poder de estos sujetos, portando 100 mil pesos en billetes, siendo todo incautado, incluso el automotor.

Los cuatro jóvenes fueron demorados y trasladados a sede policial para averiguación de antecedentes y posterior notificación de derechos y garantías en el marco de la causa iniciada por tenencia de estupefacientes.



Compartir