El decreto del subsidio.

La frase fue de Carlos Córdoba, secretario General de la ATE, intentando justificar el polémico subsidio que la entidad sindical recibió por parte del gobierno de Rosana Bertone por 5 millones de pesos.

El subsidio no reintegrable sería para que la entidad sindical pueda construir un Centro de Salud y Farmacia en aquella ciudad.

En el decreto 3744, del pasado miércoles 20 de noviembre, se justifica la entrega del aporte económico argumentando que la puesta en funcionamiento del mencionado Centro permitirá “descomprimir las sobre exigencia de las atenciones en el Hospital Regional Río Grande y sanatorios privados”.

La norma, rubricada por la Gobernadora Rosana Bertone y el Ministro de Economía, José Labrocca, precisa que ATE “deberá rendir el subsidio por ante las oficinas de la Dirección General de Administración Financiera, dependiente de la Secretaría General de Gobierno,   dentro de los 60 días de percibido, conforme lo establecido por la Resolución Plenaria 18/95 del Tribunal de Cuentas de la Provincia”.  

Por FM Aire Libre, esta mañana Córdoba replicó que “si otros gremios no consiguieron un subsidio, les dio algo que señala siempre Maradona… A chuparla”.

Este otorgamiento generó un sinnúmero de críticas, no solo de la opinión pública, sino de otros gremios sindicales también, con los que ATE ya estaba manteniendo enfrentamiento por la firma del cuestionado Convenio Colectivo de Trabajo.

Además el subsidio estaría violando la Ley de Asociaciones Sindicales donde se establece que los gremios no podrán recibir fondos del Estado.


Compartir