Lo sostuvo la legisladora del espacio FORJA, Mónica Acosta, en defensa del proyecto de creación de una empresa provincial hidrocarburífera que se debate en la Legislatura.

En diálogo con Fm del Pueblo, Acosta reconoció que la iniciativa despierta “cierto grado de polémica, como cualquier propuesta donde la atraviesan interese económicos”.

Pero aseguró que “no venimos a repetir historias nefastas que nos antecedieron, no queremos otra HIFUSA. Esa historia nos hizo madurar políticamente”.

En este sentido, recordó la Legisladora que “hay una ley que dice que las provincias son las poseedoras y dueñas de la exploración, explotación, comercialización e industrialización de los hidrocarburos, tanto sólidos líquidos como gaseosos”.

“Partiendo de esa premisa, la creación de esta empresa estatal de hidrocarburos, lo que pretende, a partir que se convierta en una especie de empresa vectora, pueda fijar e impartir condiciones con el resto de la empresa radicadas”, detalló Acosta.

“En principio -amplió- se hablo de una sociedad unipersonal producto de una normativa estatutaria, para que no fuera de alta complejidad la posibilidad de asociarse con parte del sector privado, y a su vez el Estado pueda participar no solamente de cobrar regalías, sino que pueda pasar directamente a la generación de valor agregado, a pensar en nuevos puesto de trabajo, en la diversificación de los recursos. Y no es solamente los hidrocarburos, sino que sustancialmente el otro tema que le preocupa a gran parte de los fueguinos es el tema del gas, en donde hoy ni siquiera participamos de las discusiones, y tampoco podemos intervenir ni siquiera en las cuestiones vinculadas a la tarifa”.

“Es decir, que es lo que pasó en estos casi más de 40 años de la sanción de la ley 19640, en donde han sido simplemente las empresas privadas las que han explotado los servicios. Las que muchas veces no han generado obras, que tienen una calidad muy magra de trabajo, y que a la vez la pandemia desnudo la otra carencia, que es la falta de sensibilidad social empresaria, que en medio de la noche, se dedicaban a sacar medidores cuando había un atraso de 2 meses», criticó Acosta”.

“Esta ley -insistió- lo que hace es posibilitar seguridad jurídica, previsibilidad y que se pueda salir a la búsqueda de socios privados que inviertan y que puedan ser parte de este negocio, pero que sea el propio Estado el que regule las reglas del juego cosa que durante 40 años, la provincia estuvo pintada”.

Compartir