Comenzó el juicio oral y público a Cristian Luis Martin de 26 años por el delito de “homicidio en ocasión de robo”, en relación al hecho del 20 de diciembre pasado en que un hombre de 73 años murió tras un asalto en el que recibió un golpe de puño en el rostro y le llevaron 30 mil pesos.

El hecho por el que está detenido el imputado fue esclarecido a partir del aporte de dinero a la Policía por parte de su madre, sospechando de la procedencia ilícita del dinero.

Por ley tanto la madre como el hermano del imputado no pueden declarar en su contra, pero si su primo, un joven de apellido Leal, quien en la investigación se presentó en la comisaría para fundar sospechas en Martín a quien había visto el día del robo.

Increíblemente el testigo Leal hoy se presentó en el juicio diciendo no querer declarar por haber “olvidado todo”, a lo cual la defensa oficial pidió su incorporación por lectura.

El tribunal rechazó ese pedido, generándose una fuerte discusión con la defensa, siguiendo el testimonio.

Allí  el fiscal Jorge López Oribe tuvo que leer prácticamente la declaración que el testigo Leal brindó en instrucción, sobre la cual increíblemente aseguraba no recordar nada.

Las insistentes preguntas del fiscal generaron el reclamo del imputado, quien fue inmediatamente llamado a silencio.

Leal siguió con su “amnesia”, por lo que los jueces convocaron a un cuarto intermedio en el que analizaron la detención del testigo Leal por falso testimonio en relación a “callar la verdad”.

El fiscal López Oribe sorpresivamente no solicitó tal detención, único detalle que prácticamente salvó al testigo de que los jueces fueran más allá de la acusación pública.

Tras una jornada de ánimos caldeados se pasó a un cuarto intermedio para continuar mañana.

Compartir