El gobernador Gustavo Melella reiteró su rechazo por la visita del jefe del Comando Sur de Estados Unidos, Almirante Craig Faller a la provincia, considerando que “verlo vestido con uniforme de combate fue como una provocación. No sé si corresponde el término porque no soy especialista en relaciones internacionales, pero la verdad no está bueno”.

“Creo que ellos tienen esa cosa de querer imponerse y marcar territorio, pero el pueblo de Tierra del Fuego ha marcado el desagrado por su presencia en nuestra provincia” señaló.

No obstante, el Mandatario fueguino rescató la figura del ministro de Defensa Agustín Rossi, “que por obligación protocolar tenía que recibir al comandante”.

Consideró que este tipo de actos por parte de los Estados Unidos, “se suman a las maniobras recientes de Gran Bretaña, a las declaraciones falsas del embajador británico en Argentina. Es un combo de cuestiones que vienen a contraponerse a la política de nuestro país y nuestra provincia”.

Compartir