El Gobernador Gustavo Melella, participó junto a sus pares patagónicos y del centro del país del encuentro vía conferencia encabezado por el presidente de la Nación Alberto Fernández.

En la reunión cada Mandatario expuso la situación sanitaria por la que atraviesa su jurisdicción, en tanto que el jefe de Estado junto a parte de su equipo hizo hincapié en la necesidad de extremar las medidas de cuidado y restricciones, a los fines de frenar los contagios en el marco de la segunda ola de contagios que afecta a todo el país.

Además de Melella estuvieron en la reunión los gobernadores de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof; de Chubut, Mariano Arcioni, de Córdoba, Juan Schiaretti; de La Pampa, Sergio Zilliotto; de Mendoza, Rodolfo Suárez, de Neuquén, Omar Gutiérrez, de Río Negro, Arabela Carreras; de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; de Santa Cruz, Alicia Kirchner y de Santa Fe, Omar Perotti.

A la hora de describir la situación sanitaria por la que atraviesa la provincia, el Gobernador fueguino expuso que luego de unas semanas de crecimiento, hoy la situación tiende a estancarse en cuanto al número de contagios. Puntualizó que en Ushuaia se ha bajado ese nivel pero no todavía en Río Grande.

En cuanto a la ocupación de camas de cuidados intensivos, manifestó que está en el orden del 45 al 50 por ciento. Además, informó que se han suspendido las cirugías programadas con el objetivo de relajar un poco más el sistema. Se continúa con los testeos cuyos resultados son cargados al sistema nacional.

En cuanto al sistema educativo, Tierra del Fuego viene llevando adelante un sistema mixto en cuanto a presencialidad –con una semana en los establecimientos y otra desde los hogares. De la comunidad educativa se han registrado 90 casos positivos, de los cuales solo dos se dieron dentro de los establecimientos y el resto en reuniones sociales.

Ante sus pares y a las autoridades nacionales, Melella destacó además la marcha de la campaña de vacunación que al día de hoy permitió inocular a la gran mayoría de mayores de 60 años y del personal del sistema sanitario. Se está avanzando fuertemente también en la vacunación de la población de riesgo de 18 a 59 años y se ha comenzado a vacunar a docentes y personal de seguridad mayores de 45.

Además el Gobernador puso de relieve que funcionarios y personal político aún no serán vacunados, salvo quienes estén dentro de la población general de riesgo.

“Hemos apuntado a proteger a quienes corren riesgo de vida”, puntualizó Melella.

Tras agradecer el acompañamiento constante por parte del Ministerio de Salud de la Nación y otros organismos nacionales, el mandatario fueguino confirmó que junto a sus pares de la Patagonia, están ultimando los detalles con vistas a establecer como requisito el PCR para el ingreso a cada provincia. La medida sería puesta en marcha en los próximas días.

Compartir