El proyecto remitido por la gobernadora Rosana Bertone a la Legislatura presentaba tantas inconsistencias que hasta una empresa maderera tuvo que presentar un pedido a los legisladores de evitar la expropiación de tres predios donde desarrolla su actividad, poniendo en riesgo 30 fuentes laborales.

Comenzó en el Centro Cultural Yaganes el encuentro de comisión de la Legislatura Provincial con centros de chacareros “Chacareros Tierra del Fuego” y el grupo “Shelknam” a fin de buscar la expropiación de tierras que permitan la regularización de su situación.

Desde el grupo Tierra del Fuego, su presidente Tito Gómez, refirió “somos más de 300 productores con actividades de agricultura, cría de aves y porcinos, entre otras actividades. Mientras tanto del grupo Shelknam, Alfredo Verategua, expresó, “somos todos horticultores en su gran mayoría y algunos con cría de aves, con alrededor de 360 personas que van de 7 a 20 años de estadía en el lugar cada caso”, explicó.

La comisión tuvo la presencia del ministro de Gobierno José Luis Alvarez y de los legisladores Miriam Martínez, Pablo Blanco, Liliana Martínez Allende, Oscar Rubinos, Daniel Harrington, Cristina Boyadjián y Andres Freites.

Asimismo los parlamentarios recibieron tres notas de particulares, que están dentro de los seis macizos de la sección K, los cuales señalaron estar en situación regular y no ser expropiados. Uno de ellos precisamente el empresario Aimetta de la maderera Continental que refirió, “tenemos tres predios que son de nuestra propiedad, hace 20 años que trabajamos ahí bajamos los servicios por nuestra cuenta y hoy nos encontramos con un proceso de expropiación que pone en riesgo 30 fuente de trabajo”, dijo acompañado de su abogado con quien presentó un escrito.

Una desprolijidad alarmante del proyecto oficial elevado a la Legislatura por el propio Gobierno Provincial.


Compartir