Sucedió en el parque industrial de Río Grande, en la zona de calle Ingeniero Varela al 800, donde el hombre de apellido Mella, de 89 años, preparaba fuego para un asado en una ampliación de la vivienda que funciona como cocina.

El fuego hizo tomar calor a la parte posterior del asador, comenzando a afectar paredes y entretecho.

Al arribo de las unidades de emergencia el damnificado ya estaba en el exterior de la vivienda, por lo que los bomberos se concentraron rápidamente en evitar la propagación de las llamas a la parte principal de la vivienda, sita en Ingeniero Varela 870.

Afortunadamente los daños no se propagaron a la parte principal, controlándose el fuego, mientras el hombre fue llevado al hospital para una examinación clínica en razón de su avanzada edad, sin presentar afecciones visibles.

Compartir