Los protocolos son preventivos hasta determinar fehacientemente las patologías de las personas involucradas.

En el caso de Tolhuin que ingresó esta madrugada al hospital de Río Grande, se trata de un hombre de 54 años con problemas respiratorios que tiene antecedentes de fumador, el cual fue aislado en el nosocomio riograndense.

Fue hisopado y se espera poder tener un resultado para mañana en lo que es considerado por el momento como “caso sospechoso” aunque muy posiblemente no se trate de COVID.

El segundo protocolo activado es menos factible, pero se adopta por parte de la Policía ya de forma automatizada ante cualquier deceso registrado.

Se trata de una mujer de 65 años de apellido Agüero, quien esta madrugada fue hallada sin vida en su vivienda de calle Almirante Brown en la ciudad de Río Grande.

La mujer tiene antecedentes cardíacos, por lo que hay altas posibilidades de que esa dolencia sea la causa del deceso. Hasta tanto se confirme, la Policía adoptó un protocolo del manejo del cuerpo como si se tratara de un caso de COVID19.

Compartir