La planta en el conflicto del mes de marzo que precedió a su cierre temporal.

La planta del parque industrial de Río Grande cerró sus puertas el pasado mes de marzo en un conflicto que incluso tuvo una toma de las instalaciones para que se pagaran las indemnizaciones.

El pasado 20 de noviembre la planta que producía productos para la firma Kodak, retomó la producción de celulares reincorporando a la actividad 10 de los 50 puestos de trabajo que tuvo en su momento.

El plazo de trabajo es hasta fin de año con un parate en el mes de enero, pero que tiene previsto aparentemente retomar las actividades a pleno a partir del mes de marzo con el restablecimiento de la totalidad de la planta de personal.


Compartir