La venta de drogas inunda los barrios y no hay allanamientos.

La circular emitida desde la jefatura policial reclamó a cada una de sus unidades operativas un pormenorizado informe “a sobre cerrado” de cada una de las personas identificadas en su sector por “actividades reñidas con la ley 23.737” de estupefacientes. Asimismo pide relevar el funcionamiento de “privados” y posible casos de trata de personas.

La jefatura de la Policía Provincial emitió una circular en las últimas horas a todas las dependencias operativas de la provincia, comisarías de Río Grande, Ushuaia y la de Tolhuin; reclamando un relevamiento territorial de los dealer y sospechosos de la venta de drogas en sus respectivas jurisdicciones.

Ese relevamiento derivará en un informe que será entregado “a sobre cerrado” a las direcciones de Seguridad de cada una de las ciudades, sumando asimismo el tema de la “trata de personas” y un informe sobre el funcionamiento de “privados” en cada uno de los respectivos sectores.

El informe tiene fecha límite de entrega el 17 de febrero próximo, a fin de poder coordinar labores con los ministerios públicos fiscales de la Justicia Federal en cada una de sus jurisdicciones.

La doble lectura de una acción institucional de este tipo resulta tan disímil como alarmante; por un lado una decidida política de lucha contra estos flagelos sociales, por el otro la necesidad de explicitar en una circular la función que las unidades policiales ya deberían estar cumpliendo de por sí.

Compartir