Se trata de una empresa privada de la ciudad de Ushuaia, cuya donación ayer fue aprobada por el Concejo Deliberante, así como el proyecto de compra para nueva maquinaria -por 50 millones de pesos- que permita revivir el área de Obras Públicas, en un municipio desahuciado que busca devolver la prestación de servicios básicos a la población.

El Concejo Deliberante aprobó por unanimidad el día viernes en sesión extraordinaria el proyecto que había sido enviado a comisión sobre la donación de un galpón para Obras Públicas y la compra de maquinaria para el Municipio.

El Intendente Daniel Harrington hizo alusión a la donación del galpón expresando que “es un gran gesto de parte de esta empresa Ipasa que nos permite tener instalaciones que no hay en Tolhuin. Hoy el corralón de Obras Públicas está muy deteriorado y considero que los trabajadores se merecen un mejor lugar para trabajar, y así lo reflejó el cuerpo votando en unanimidad”. 

Sobre la autorización para compra de maquinaria, Harrington indicó: “Entiendo que del proyecto inicial que enviamos desde el Ejecutivo se sufrieron algunas modificaciones y era lógico por una cuestión de que los precios han variado. Son positivas y ya podemos avanzar hacia la compra de maquinaria con la anuencia de todo el cuerpo deliberativo. Creo que es más que importante poder dotar al personal del corralón municipal de herramientas que le permitan llevar mejor calidad a la hora de trabajar”.

El Concejo habilitó al municipio a la compra por 50 millones de pesos con un endeudamiento que deba ser saneado durante la actual gestión.

Compartir