Muchos de los insumos utilizados en la industria fueguina son de manufactura china y los empaques son receptados y abiertos en las fábricas fueguinas sin ningún tipo de contralor sanitario.

La situación ya fue manifestada en algunas fábricas, donde los empleados reconocen la procedencia de muchas de las cajas de insumos que reciben como procedentes del país asiático que atraviesa por un panorama sanitario complicado en relación a la epidemia del Coronavirus.

Algunos de los planteos llegaron al gremio de supervisores de fábrica, ASIMRA, que la semana pasada planteó un reclamo de suma urgencia en lo que respecta a salubridad de la manufactura que ingresó desde China, reconociéndose que no posee preventivo sanitario alguno.

Ante ello se hizo una exigencia a AFARTE de un control sanitario o una red de contención en puerto respecto de los embarques que lleguen procedentes del país asiático.

La situación más allá de este planteó derivó finalmente esta semana en la suspensión del personal de Brighstar a partir del cierre de puertos desde China que genera el desabastecimiento de insumos, por lo que se acordó un régimen de suspensiones a partir de este miércoles 26 de febrero.

Serán un total de 8 días, 3 de ellos sin descuentos y 5 días con descuentos conforme al acuerdo suscripto con AFARTE.

Compartir