El costo de la canasta básica total (CBT), que mide la línea de pobreza, subió 2,8% en mayolo cual significó la variación más baja desde noviembre de 2021. En términos anuales el incremento fue del 290,7%, por encima de la inflación general que dio un 276,4% para el mismo período.

De este modo, una familia compuesta por dos adultos y dos menores necesitó $851.351 para no caer en la pobreza durante el quinto mes del año, según datos publicados por el INDEC en esta jornada.

Paralelamente, el costo de la Canasta Básica Alimentaria (CBA), que se usa como umbral para la línea de indigencia, anotó un avance de 3,7%. Por ende, una familia “tipo” requirió $125.235 para no ser considerada indigente.

El costo de las canastas básicas para una familia se calculan utilizando como referencia los valores para satisfacer las necesidades de un varón de entre 30 y 60 años, considerado “adulto equivalente”. La CBT para dicho adulto fue de $275.518 en mayo y la CBA alcanzó los $125.235.

Mientras la CBA incluye solo alimentos, la CBT contempla otros gastos, aunque excluye, por ejemplo, el costo del alquiler.