Comienzan a regir a las 00 de este viernes hasta el domingo. Fue acordado en una reunión que mantuvieron el Gobernador Gustavo Melella y el intendente Martín Pérez y miembros del COE, ante la situación epidemiológica en la ciudad de Río Grande que se modificó con el crecimiento en la tasa de contagio por COVID-19.

En el encuentro se decidió que desde las 00:00 de este viernes 31 de julio se establecerán medidas mas restrictivas que durarán, en principio, hasta el próximo domingo 2 de agosto; y de acuerdo a la situación que se plantee se evaluará su continuidad desde la próxima semana.

Durante estos tres días se establecerá un aislamiento preventivo y obligatorio para todo el sector público y privado.

Los único que quedarán exceptuados y podrán abrir sus puertas son los almacenes de barrio y las farmacias. En tanto que la restricción también alcanza a los supermercados.

Quienes permanecerán habilitados a circular son los considerados servicios esenciales.

Además se determinó prohibir el ingreso y egreso a la ciudad, por vía aérea o terrestre, sólo lo podrán hacer aquellos que estén considerados como servicio esencial.

Estas medidas tienen que ver con tratar de disminuir la circulacion el virus que está focalizados en encuentros sociales y espacios recreativos, de acuerdo a la conslusión que arribaron los especialistas.

La situación actual obliga a tomar estas medidas y el próximo domingo se evaluarán nuevas determinaciones que tendrán vigencia desde el lunes de la próxima semana, se informó oficialmente.

Compartir