Se trata de un hecho del que se están por cumplir 3 años y que será llevado a la justicia en breve, en una época donde muchos frentistas no cumplen con la obligación de despejar sus veredas de nieve y hielo para evitar este tipo de accidentes.

José María San Martín emitió una solicitada en ese sentido buscando más testigos ante lo sucedido, “el 2 de julio de 2019 entre las 8.30 y 9.30 am mientras transitaba por la vereda frente a la entrada de Camuzzi Gas del Sur sufrí un siniestro. Ya que resbalé en el hielo cubierto de nieve, cayendo de espalda y castigué fuertemente con la pierna derecha sobre el suelo, lo que me produjo una  quebradura múltiple de tobillo”.

“El día 17 de julio se me intervino quirúrgicamente el tobillo en el Sanatorio de la Trinidad (CABA), saliendo de la misma con éxito y en perfecto estado”.

“El día 18 de julio durante el control médico para el alta, sufro una isquemia temopral (ACV). Por ciertos síntomas me medican prontamente y me envían a la sala de tomografía y resonancia magnética de urgencia y con el de UTI”.

“Continuando luego con estrictos controles neurológicos con los que actualmente sigo”.

“El día 1 de junio de 2020 me realizan la segunda intervención quirúrgica, retirando tornillos, alambres y placa que tenía en el tobillo y que se removerían después de 6/8 meses de la primera operación, demorado por la pandemia COVID 19”.

“Todo ese proceso transcurrió desde el 6 de julio de 2019 que viajé a Buenos Aires hasta mi regreso a Río Grande el 14 de diciembre de 2021”.

“Responsabilizo por estos hechos y sus consecuencias a la empresa Camuzzi Gas del Sir, por no haber actuado dentro de la normativa vigente tal cual reza la Ordenanza Municipal sobre limpieza de veredas a los frentistas por acumulación de hielo y nieve. Lo cual denota una actitud desaprensiva tanto de Camuzzi como de la empresa de seguros que cubre estos siniestros”.

“Agradezco a todas las personas que me asistieron luego del siniestro, en especial a la señora que llamó a la ambulancia que no utilicé, y al joven que me acercó a la camioneta donde estaba un empleado, cuidando mis pertenencias, la que a los pocos metros detuve por no poder conducir debido al dolor en el tobillo siniestrado y riesgo a terceros”, expresó en su solicitada José María San Martín DNI 6.614.503.

Al respecto de la eventual demanda, expresó “esta semana iniciamos la demanda, gracias a dios tengo una obra social que es buena”, dijo respecto a no haber recibido asistencia alguna de parte de la empresa a la que apunta como frentista.

Compartir