El vecino tiene que vivir con custodia policial, frente al Hogar.

Esta vez los incidentes volvieron a afectar a los vecinos de calle Aeroposta al 1200 donde funciona el hogar donde los vecinos aseguran que los menores siguen sin contención alguna, volviendo a registrarse daños y amenazas.

La denuncia pública la realizó Juan Aguila un vecino de la cuadra y comunicador, quien el domingo junto a su familia sufrieron el ataque de los menores, cuando fueron a reclamar al hogar por que arrojaban piedras hacia su vivienda.

Aguila quien había denunciado en otras oportunidades estos desmanes, aseguró que “esta vez mis nietos estaban jugando en el jardín, por eso nos dirigimos a reclamar por la situación y allí los menores nos amenazaron e incluso querían salir a pegarnos”, denunció.

En ese sentido expresó, “me veo en la necesidad de denunciar públicamente al Estado Provincial que omite las voces de los vecinos y no acciona las políticas públicas
correspondiente vulnerando todo tipo de derechos, tanto a la sociedad civil que convive cotidianamente con hechos delictivos como también a propios Niños,Niñas y Adolescentes que se encuentran en un constante estado de victimización y vulnerabilidad por parte de los entes responsables alojados en esa Institución como posible resguardo que lejos está de serlo”.

Sobre esta problemática histórica de este hogar para con su vecindario, Aguila agregó, “los diversos gobiernos de turno en complicidad con el Poder Judicial jamás le prestaron Importancia a esta problemática social”, reclamando, “un lugar que reúna todas las condiciones para albergar estos casos” y “profesionales, con una guardia de un equipo interdisciplinario, personal Idóneo, profesionales capacitados en la materia que aborde las diversas problemáticas ya que conviven mayormente con personal de “Pomys”, personal sin ningún tipo de capacitación previa para el contacto y correspondiente abordaje con este tipo de población”.

Aguila y su familia hoy se encuentran con custodia policial, “y los menores entran y salen como quieren del hogar”.

Compartir