La Legisladora por el Partido Verde, Victoria Vuoto, se manifestó en contra de la revocatoria del Convenio Colectivo de Trabajo (CCT) dictada por el Gobierno Provincial que consideró “vulnera la situación laboral de cientos de trabajadores fueguinos”.

Calificó a la medida como “un acto arbitrario para legalizar despidos y advirtió que con el plato de comida de la gente no se juega”.

Vuoto explicó que “con la sanción de la Emergencia Administrativa se buscaba el aval de la Legislatura para dejar sin efecto el Convenio Colectivo de Trabajo. Al no conseguir la Emergencia, el Gobernador utilizó una herramienta excepcional del derecho administrativo como es dictar la ilegitimidad de los actos administrativos. Esta herramienta excepcional solo puede ser utilizada cuando no existen derechos subjetivos que se estén cumpliendo y frente a vicios en el acto administrativo que sean insubsanables. Ninguno de esos requisitos se cumple, por lo tanto la única vía posible para echar por tierra el Convenio Colectivo es la judicial”.

Por otra parte señaló que “Es gravísimo que debiendo acudir a instancia judicial para revisar las cuestiones que pretenden, se arroguen la facultad de hacerlo por Decreto, cuando el propio Fiscal de Estado les dice que deben subsanarlo, no anularlo. Es un acto autoritario y arbitrario nunca antes visto, que desconoce completamente las normas de la negociación colectiva y perjudica a todos los trabajadores estatales.”

“Hicieron este mamarracho jurídico para legalizar los despidos de los cientos de trabajadores afectados, con un mecanismo muy perverso pues los decretos de baja ni siquiera le dan la certeza a la gente de estar despedidos, pues deben esperar una notificación posterior para enterarse”, cuestionó.

“Tenemos que terminar con la costumbre de que el Gobierno que asume pone bajo sospecha y persigue a los trabajadores designados en el Gobierno anterior. En muchos casos se habla de gente con más de 10 años de antigüedad, que merecían el nombramiento por su trabajo y esfuerzo”, concluyó la legisladora.

Compartir