El increíble episodio ocurrió en plena tarde de este jueves en que los responsables del kiosco denominado Futurama, de calle Posadas al 800, denunciaron otra vez a un problemático sujeto.

Nuevamente apuntaron contra Ezequiel Pucheta, sujeto que tuvo ya al menos 4 incidentes en este local comercial al que acosa y en alguna ocasión intentó robar, por lo que meses atrás incluso le allanaron su domicilio.

Esta tarde denunciaron que este sujeto volvió a increparlos, esta vez en un vehículo Volkswagen Vento que era conducido por Cesar Oscar Uribe de 34 años, el cual quedó detenido.

Cuando Pucheta irrumpió en ese local comenzó una verdadera batalla campal ya que el propietario del kiosco tuvo el inmediato auxilio de amigos que estaban en las inmediaciones.

Aseguran que allí Pucheta escapó del lugar, abandonando a su amigo Uribe, a quien en medio de la refriega recibió golpes en el rostro y destrozos en su vehículo.

Personal policial detuvo contravencionalmente a Uribe, quien incluso dio positivo en la alcoholemia por lo que se le incautó el rodado que había estado conduciendo.

Compartir