La mandataria provincial hizo un breve resumen de su gestión a menos de un mes de concluir e insistió en la necesidad de terminar de definir la transición.

A modo de evaluación de su gestión expresó, “hemos hecho muchísimo y muy rápidamente, una de las gestiones que más transformaciones hicimos”, dijo y retomó, “muchos temas que enfrentamos, que muchos gobernadores no se animaron, saldar viejas deudas como dividir la caja provincial de la obra social”.

“Avanzamos en infraestructura en agua, cloacas, infraestructura deportiva, mejorar la salud con profesionales e incorporación de tecnología”, enumeró, “nos tocó una crisis terrible, muchos puestos de trabajo perdidos acá en Río Grande, hicimos lo humanamente posible”, resumió.

Económicamente expresó, “le dejo una muy buena herencia macroeconómica, hoy no estamos solicitando ayuda al Gobierno Federal para el pago de sueldos y jubilaciones, cuando llegamos hacía tres meses no se pagaban jubilaciones. Va a encontrar una situación ordenada, podrán decir muchas cosas, me denunciarán, me perseguirán, pero las cuentas van a quedar claras y auditadas por el Tribunal de Cuentas”.

Traspaso de mando

En cuanto a la transición refirió, “hubo desencuentros tuvimos la voluntad y la tenemos hoy, yo quiero que a Gustavo Melella le vaya bien en la gestión, siempre he sido muy institucionalista, con Fabiana Ríos no comparto nada y tuvimos una transición tranquila, tomo el compromiso personal de ayudar desde mi gestión como diputada a la futura gestión, desde el cargo que me toque estar”, expresar.

Finalmente consultada respecto de la asunción de Melella, a quien no le podrá transferir el mando ya que habría asumido días antes como diputada; Bertone señaló, “si me invitan me encantaría estar”.


Compartir