Desde este 10 de agosto entró en vigencia para ser aplicada la nueva ampliación a la ley de flagrancia que ahora comprenderá todo tipo de robos “agravados” cuya escala penal vaya hasta un máximo de 10 años de prisión.

Las fiscalías ya fueron notificadas ayer de la entrada en vigencia de la ampliación de la ley para casos abreviado en oportunidad de flagrancia, o sea procesos acotados para hechos en los que el imputado sea detenido “in fraganti” o como se denomina vulgarmente “con las manos en la masa”.

La ley votada el mes pasado en la Legislatura Provincial incorpora a este tipo de procesos más acotados, los robos agravados cuya escala penal va a un máximo de 10 años de prisión, cuando anteriormente la flagrancia solo comprendía delitos de hasta 6 años.

De esta forma los detenidos in fraganti en robos agravados por el número de partícipes, por escalamiento, por daños ocasionados para cometer el delito, o por el uso de un arma; tendrán estos procesos sumarísimos que son instruidos directamente desde la fiscalía con un plazo de 5 meses para su instrucción y elevación a juicio.

Hasta el momento no se produjo un primer caso de este tipo para comenzar a instruir bajo este proceso abreviado implementado en la provincia desde el 2011.

Compartir