La convocatoria es multitudinaria a nivel nacional y a nivel local tuvo una importante réplica con una manifestación popular que recorrió la plaza Almirante Brown, sumando al reclamo de Justicia por la muerte del joven Fernando Báez Sosa, hace un mes en la localidad de Villa Gessell.

El brutal crimen por el cual fueron imputados diez jóvenes rugbiers, ahora tiene la demanda popular de evitar excarcelaciones, pidiendo la prisión preventiva y una condena ejemplar para los mismos.

A la marcha adhirieron allegados del joven Adrián Garelli de 26 años, asesinado en otro hecho de violencia ocurrido el 26 de mayo pasado, reclamando su familia Justicia por el juicio a realizarse este año al único imputado detenido.

Compartir